¿A qué se refiere el 15 minute city?

La "ciudad de los 15 minutos" puede definirse como una geografía ideal en la que la mayoría de las necesidades humanas, y otros aspectos recreativos, se encuentran a una distancia de viaje de un cuarto de hora. Aunque los coches pueden tener cabida en este tipo de ciudades, no pueden determinar su escala ni su forma urbana. 

Este concepto hace hincapié en una cuidadosa planificación a nivel de barrio, dotando a cada zona con las características necesarias para llevar una vida plena. También incluye la oficina, la casa, supermercados, zonas de ocio, áreas verdes y mucho más. Y, lo que es más importante, este estilo de vida no requiere de un coche, ya que todo se puede hacer a pie o en bicicleta en menos de un cuarto de hora. 

¿Cuál es el origen del término?

Muchos expertos y planificadores urbanos han aportado elementos a este concepto de ciudad de 15 minutos en los últimos decenios. Ya en 1920, el urbanista estadounidense Clarence Perry propuso la idea de la "unidad de barrio" habitable antes de que llegara la afluencia masiva de coches privados y la zonificación de las ciudades. 

Copenhague peatonalizó su principal calle comercial en 1962, antes de que otras ciudades europeas con gran densidad de población adoptaran el mismo enfoque para sus centros urbanos. El Nuevo Urbanismo, un movimiento de diseño que promueve las ciudades transitables, se extendió por Estados Unidos en los 80.

Sin embargo, la 15 minute city de hoy en día es muy diferente a la del pasado. ¿Por qué? Porque este concepto ahora incluye la preocupación por el cambio climático, la situación sanitaria actual de pandemia y la globalización de las ciudades. Antes, solo se focalizaba en facilitar los desplazamientos y disponer de los servicios públicos esenciales. 

El concepto de ciudad del cuarto de hora (la ville du quart d’heure) fue introducido por primera vez por el profesor Carlos Morena en la Universidad de la Sorbona de París. Se centra en reinventar la idea de proximidad urbana en donde el trabajo, el hogar, los comercios, la asistencia sanitaria, la educación y el ocio, deberían ser accesibles en un plazo de quince minutos a pie o en bicicleta.

Se trata de crear una nueva relación entre los ciudadanos y el ritmo de vida en las ciudades. El objetivo es volver a conectar a la gente con sus zonas locales, hacer más eficientes los viajes y crear edificios multifuncionales. De esta manera, una ciudad de 15 minutos evita los desplazamientos en coche.  

15 minutes city.jpg

Ventajas de trabajar cerca de casa

Uno de los beneficios más importantes de una 15 minute city es que te permite trabajar cerca de casa, lo que significa una mejora en tu calidad de vida. Pero este modelo de planificación urbanística tiene muchas otras ventajas. Te las explicamos.

Reduce las emisiones contaminantes

Al satisfacer las necesidades de los profesionales en un radio de 15 minutos desde sus casas, los ciudadanos pasan menos tiempo desplazándose y, por lo tanto, emiten menos CO2 desde el transporte público o los coches. Según el estudio de la Oficina de Eficiencia Energética y Energías Renovables, en 2017 casi el 60% de los desplazamientos en vehículo fueron de menos de 10 kilómetros.

Este hábito de utilizar menos el coche, es beneficioso para el medioambiente pero también para los ciudadanos porque van más a pie o en bicicleta, mejorando su salud física y mental.

Además, el nuevo enfoque de la movilidad que trae consigo la 15 minute city con más espacio para los peatones y bicis, hace que surjan más iniciativas verdes en los centros urbanos.

Mejora la calidad de vida de tu equipo de trabajadores

Según datos publicados por el CIPD del Reino Unido, 1 de cada 3 profesionales se muestran ansiosos por el desplazamiento a la oficina. En una 15 minute city esto no es un problema, porque los servicios para mejorar la calidad de vida de los profesionales se integran en los barrios, incluyendo los espacios de coworking. Por esta razón, es necesario un cambio en la función tradicional de las oficinas.

A pesar de lo que se pueda creer, este modelo de trabajo del futuro no tiene por qué apuntar hacia un extremo u otro: trabajar desde casa o en la oficina. Todo indica a que tendrá lugar en un entorno mixto en el que los profesionales se reúnan para colaborar, innovar y compartir ideas sin obligarles a recorrer grandes distancias hasta el trabajo.

Aprovecha los espacios urbanos

Los barrios de 15 minutos permiten a los ciudadanos involucrarse con otras personas, con las empresas y los espacios urbanos que les rodean. En lugar de viajar 40 minutos hasta el centro comercial o el super más cercano, los vecinos tienen acceso a mercados de productos frescos, restaurantes, lugares de entretenimiento, escuelas y mucho más.

Muchas ciudades están modelando espacios de uso flexible, en los que los edificios sean utilizados por múltiples grupos o para diferentes propósitos, ya sea a lo largo del día o de la semana. 
Dentro de las ciudades de los 15 minutos, los coworking y service office como los que proveemos en Cloudworks ganan un gran protagonismo. Esto se debe a la flexibilidad que nuestros espacios proporcionan a las empresas para facilitar la movilidad de sus profesionales y que lleguen a sus puestos de trabajo en menos de un cuarto de hora.