Los espacios de coworking, albergan múltiples empresas de distintos sectores. Por lo tanto, sus miembros tienen perfiles profesionales variados. Por eso es importante conocer la figura del coworker e identificar cuáles son los diferentes tipos de trabajador.

En Cloudworks te contamos al detalle todo lo que necesitas saber sobre el perfil de un coworker. Podrás identificar a los mejores aliados dentro de un espacio de coworking.

¿Qué es un coworker?

Como hemos dicho antes, un coworker es una persona con la que se comparte un espacio laboral, pero sin necesidad de ser compañeros de trabajo. Puede ser de la misma empresa, un autónomo o un miembro de otra compañía.

Sus trabajos no están relacionados necesariamente entre sí, aunque el contacto entre ambos genera una sinergia y retroalimentación que puede ser beneficiosa para sus proyectos.

Esta figura es mucho más que lo que se conoce como un “colega de trabajo”, principalmente por su sentido de colaboración y de comunidad. 

Características que destacan dentro de un perfil de coworker

El perfil de coworker está presente en los nuevos espacios de trabajo colaborativos. Este término es bastante amplio, ya que en ocasiones se define como alguien joven, independiente, creativo, hipster, y/o nómada con algo de nativo digital. Pero, teniendo en cuenta que hablamos de personas, no se deben tomar dichos adjetivos a la ligera. 

Existen ciertas categorías de coworkers que destacan. Es importante conocer cuáles son para hacer un networking exitoso. 

Colaborativo 

Se trata de una persona dispuesta a compartir ideas, dar consejos y sugerencias. Es un profesional recomendable para tener como aliado, por su influencia dentro del espacio de coworking en el que está. También conoce bien las diferentes estructuras y aporta información valiosa sobre el sector. En resumen, es ideal si quieres alcanzar un ambiente favorable para el impulso de diferentes startups o proyectos.

Creativo

Los espacios de trabajo colaborativo son el lugar ideal para desprenderse de las estructuras laborales tradicionales y limitantes, por eso abundan en ellos las personas creativas. 

Por lo general, el perfil de un coworker creativo se presenta en diferentes profesiones, como diseñador gráfico o web, copywriter o editor audiovisual, entre otros. Estos trabajan de forma independiente para varios clientes y también colaboran con otras compañías más enfocadas al mundo artístico.

En definitiva, piensan “fuera de la caja” y toman riesgos que representan un mayor beneficio. Con ellos, es más seguro encontrar soluciones que no habías pensado previamente.

Innovador

En el alma de un coworker siempre hay lugar para la innovación. Esta preciada característica da vida a nuevas ideas o transforma viejos conceptos en algo novedoso y relevante. El estereotipo del desarrollador/trabajador autónomo es el que está más relacionado con este tipo de perfil.

Profesionalmente inquieto y entusiasta

Mientras que otros desaparecen o se marchan cuando suena el reloj, ellos se quedan para ayudar. Estos tipos de profesionales son los que aman lo que hacen, y realizan un esfuerzo adicional para asegurarse de que los proyectos se cumplan según sus expectativas.

No son malhumorados o letárgicos, ni arrastran a la gente. Aportan su propia energía al equipo y esto se contagia a los demás, que se sienten animados y más productivos.

Decidido y pasional

La iniciativa y la autonomía son cualidades dignas de elogio, por lo que se necesitan en los lugares de trabajo más ocupados y complejos. Son profesionales autónomos o autodidactas que además conocen las ventajas del trabajo en equipo. 

Atesoran el entusiasmo y ayudan a sus compañeros de trabajo a conseguir sus objetivos. Esta cualidad es deseable en el entorno laboral ya que es contagioso cuando la gente aborda las cosas con gusto y disfrute.  

coworkers.jpg

Ventajas de ser un coworker

Cuando se trabaja en un espacio de coworking, contactar con otros profesionales con perfiles variados y originales enriquece la experiencia o permite alcanzar nuevos objetivos en la compañía. A continuación te mostramos algunas de las ventajas más destacadas.

Posibilidad de interactuar

Despídete de la soledad y del sentimiento de aislamiento que sufren los que hacen home office. Interactúa con otros profesionales en un espacio de coworking para disfrutar de los diferentes puntos de vista y generar sinergias.

Hacer networking

En los espacios de coworking encuentras eventos que motivan el networking entre todos los miembros de la comunidad. Saca provecho de estas actividades para aumentar tu cartera de contactos e impulsar nuevas colaboraciones

Ser más productivo

Muchas personas se sienten más productivas trabajando con gente alrededor. Si este es tu caso, convertirte en un coworker te ayuda a tener un mejor desempeño laboral

Los espacios de trabajo colaborativo están diseñados para promover la productividad mediante la motivación de todos los miembros, así como la sinergia de talentos y conocimientos. 

7 profesiones más comunes entre coworkers

 Lo mejor de los centros de coworking es que convergen a profesionales de diferentes áreas. Por lo general, podrás interactuar con expertos en:

  • Fotografía
  • Gestión empresarial
  • Periodismo
  • Edición y redacción de textos
  • Artes plásticas o gráficas
  • Desarrollo tecnológico
  • Relaciones públicas y publicidad

Estos profesionales a menudo se relacionan en espacios donde encuentran todos los servicios que demandan para trabajar en sus proyectos. 

En definitiva, el hecho de ser un coworker ofrece numerosas ventajas que no pasan desapercibidas para mejorar competencias laborales o generar sinergias con otros “colegas”.

En Cloudworks puedes conectar con otros coworkers que cambiarán la forma en la que trabajas. Disponemos de excelentes ubicaciones en Barcelona y Madrid para que se ajusten a cualquier proyecto o startup. ¡Contáctanos y haremos posible tu petición!