Bienestar laboral: ¿responsabilidad del empleador o de los trabajadores?

Conocimiento

Bienestar laboral: ¿responsabilidad del empleador o de los trabajadores?

mayo 26 / 2022

Curiosa controversia, ¿no? A priori, la respuesta que a casi todos nos viene a la cabeza es que el bienestar laboral es responsabilidad de la empresa. El constante escrutinio de los medios de comunicación y de la opinión pública exigen que el personal a su cargo desarrolle el trabajo en las mejores condiciones.

Le corresponde establecer unas directrices de seguridad y salud adecuadas. En muchos casos, las empresas cuentan con programas específicos que promueven la salud entre los trabajadores.

Sin embargo, una vez puesta a su disposición información y oportunidades para mejorar su bienestar en el trabajo, son ellos quienes deciden ponerlas en práctica o no.

El problema del enfoque vertical

La habitual falta de eficacia de este sistema suele partir del enfoque vertical del mismo. Las medidas para tratar de conseguir el bienestar en las empresas se imponen desde arriba. Los trabajadores no participan en su creación.

Al no tratarse de recomendaciones personalizadas, pocos son los que se comprometen con ellas. Para dar la vuelta a esta situación la responsabilidad del bienestar laboral debe ser compartida entre empresa y trabajador. En lugar de sugerencias generales, propuestas personalizadas a necesidades concretas generan compromiso por ambas partes. 

Este interesante concepto de la responsabilidad compartida es el que desde Cloudworks queremos destacar en el artículo. Porque un entorno profesional colaborativo facilita el éxito conjunto de las partes implicadas. 

Bienestar laboral y responsabilidad de empresa y trabajadores

Las empresas son conscientes del importante papel que juegan en todo lo referente al bienestar de sus trabajadores. No hay dudas respecto a su responsabilidad en la seguridad de estos mientras se encuentran en el lugar de trabajo. De hecho, está regulado legalmente.

Si bien es obligación de la empresa ofrecer un entorno laboral seguro, corresponde también a los trabajadores cumplir las normas establecidas para que esta seguridad sea efectiva. Por tanto, hablamos de una responsabilidad compartida para lograr el bienestar en el trabajo.

Bienestar físico y mental, responsabilidad de los trabajadores

Son muchas las empresas que han implementado programas que fomentan la salud de los trabajadores. Clases de yoga, descuentos en gimnasios u ofrecer comida saludable son algunos ejemplos.

No obstante, si los trabajadores no se involucran, las propuestas saludables caerán en saco rato. Son ellos quienes tienen la última palabra. Las empresas no están obligadas a ir más allá. Su límite será el de generar un entorno que facilite a los empleados su bienestar laboral. Dicho bienestar abarca tanto el ámbito físico, como el mental y el emocional. 

Creación de un ambiente no tóxico

El bienestar en el trabajo lo fomenta la empresa mediante la creación de un ambiente nada tóxico. Es decir, donde no haya sitio para el sexismo, el acoso sexual o el acoso laboral. Una mala gestión del lugar de trabajo aumenta el estrés de los trabajadores que conviven diariamente en él. 

Es fundamental que la empresa valore positivamente las contribuciones individuales del personal a su cargo. Supone un reconocimiento a su actuación. Un premio emocional que impulsa al trabajador a continuar por esa senda productiva.

Cuando la competencia es alta y el rendimiento se compara continuamente con el de otros compañeros, surge la falta de autoestima y las relaciones tóxicas.

En estas situaciones, el concepto de responsabilidad compartida resulta fundamental para el bienestar en las empresas. Los trabajadores también deben esforzarse por hacer equipo y buscar el éxito conjunto. Su colaboración en el bienestar laboral puede ser mediante:

  • Desarrollo de respuestas saludables ante la ansiedad. Beber, fumar compulsivamente o comer mal no es la mejor respuesta para hacer frente a un problema. El ejercicio físico o la meditación propician en cambio mejora en la salud y claridad de ideas. 
  • Limitar la jornada de trabajo a las horas necesarias. Los límites deben afectar tanto a las personas como a la tecnología. Estar disponible veinticuatro horas resulta muy estresante para muchos trabajadores.
  • Hablar con el superior directo. Puede resultar incómodo, pero nuestra salud física y mental es lo primero. Su misión es analizar y comprender que estamos ante una situación estresante y buscar soluciones. 
  • Pedir un día libre si es necesario. Constituye una efectiva manera de recargar las pilas para evitar los efectos negativos de la ansiedad y el agotamiento. Los problemas se afrontan de otra manera con la mente saneada.
  • Apuntarse al programa de bienestar de la empresa. No son pocas las empresas que cuentan hoy en día con programas específicos para el bienestar de sus trabajadores. Yoga, pilates, spa… Aquellas que tienen implementados estos programas retienen más talento que las que no consideran importante la salud física y mental de sus trabajadores.

En Cloudworks creemos también que el bienestar en las empresas es una responsabilidad compartida con los trabajadores. Se tiene que generar el entorno adecuado para desarrollar la actividad laboral en las condiciones más óptimas. Las empresas proporcionan el marco y los trabajadores abordan cómo trabajan y se cuidan. La mejor fórmula para que todo funcione.

¿Estás interesado en que tu startup comparta la responsabilidad del bienestar laboral? ¿Buscas el espacio adecuado para llevarlo a cabo? ¡Ponte entonces en contacto con nosotros!