¿Cómo desconectar del trabajo? Aprende a cuidarte de una vez por todas

Estilo de vida

¿Cómo desconectar del trabajo? Aprende a cuidarte de una vez por todas

agosto 26 / 2020

Desconectar del trabajo es una de las tareas más complicadas y donde miles de personas cuentan con esta gran dificultad. En Cloudworks te mostramos algunos trucos que te serán de gran ayuda.

Si quieres que tu equilibrio entre trabajo y vida privada vuelva a estar en marcha, es importante encontrar una manera de dejar atrás el trabajo después de que terminen las horas laborales. Pero, ¿cómo puedes hacerlo cuando tu jefe te envía un mensaje de texto a las 11 p.m., o estás estresado por tus tareas porque la gente te envía correos electrónicos constantemente? 

Si bien puede parecer imposible desvincularse del trabajo después de salir de la oficina, es importante que combatas la tentación de completar el trabajo en casa porque tu bienestar es lo primero.

Si una persona no aprende a desconectar, es muy probable que se agote con mayor rapidez. Existe la mentalidad (cada vez más presente en los profesionales y emprendedores españoles) de que el trabajo debe ser la prioridad número uno de todos en todo momento, y eso simplemente no es cierto. En Cloudworks te mostramos las claves para que consigas desconectar del trabajo y aprender a cuidarte en todos los sentidos. 

¿Por qué es importante desconectar del trabajo?

Se podría pensar que un trabajador ideal es aquel que siempre está constantemente pensando en su trabajo, pero la verdad es que ese no es el caso. De hecho, llevar el trabajo a casa, ya sea literalmente o dentro de tu cabeza, puede ocasionar agotamiento excesivo.

Hay muchas razones por las que esto podría estar sucediendo. Puede que tengas problemas con la gestión del tiempo y que tus tareas pasen a formar parte de tu horario habitual; o puede que tengas una presión que viene de tus jefes para trabajar tiempo extra. 

La importancia de desconectar del trabajo radica en que las personas que se desvinculan de su carga laboral durante su tiempo libre experimentan beneficios en su salud mental y terminan siendo mejores empleados. Para ser más productivos, felices y estar más saludables es necesario desconectarse del trabajo de forma cognitiva, emocional y física.

De no hacerlo, corres el riesgo de sufrir consecuencias. Esto no solo es malo para tu vida personal, y puede perjudicarte profesionalmente, sino que también tiene un impacto severo sobre tu salud física, mental y emocional. 

Consecuencias psicológicas

Quienes no saben cómo desconectar la mente del trabajo tienden a sufrir las consecuencias psicológicas ocasionadas por el exceso laboral. Estar al pendiente de tus responsabilidades laborales puede resultar agobiante, por lo que puedes ser propenso a sufrir ataques de ansiedad, e incluso de pánico. 

Eso se debe a la carga de estrés a la que sometes a tu cerebro, lo que a la larga puede detonar problemas más graves como depresión o trastornos obsesivos. Estas consecuencias ponen en riesgo tu salud física y también tus relaciones personales. 

Consecuencias físicas

Quienes tienen una adicción al trabajo suelen pensar que si se esfuerzan mucho terminarán siendo más productivos, pero a largo plazo no se están haciendo ningún favor. El cerebro humano simplemente no fue diseñado para trabajar continuamente sin descanso. Necesitas tomar descansos regulares y mantener períodos sostenidos en los que no estés pensando en tu carrera para asegurarte de que, cuando estés en el trabajo, estés siendo la mejor versión de tu yo profesional.

Entre las consecuencias físicas está el riesgo a desarrollar agotamiento, el cual puede llevar a una reducción de la productividad e incluso a perder tiempo en el trabajo. Dolores musculares ocasionados por la tensión a la que tu cuerpo está sometido, e incluso problemas de sueño que te debilitan en todos los sentidos, incluso a tu sistema inmunológico. 

Técnicas eficaces para desconectar del trabajo

Si durante tus horas laborales te repites a ti mismo “necesito desconectar”, pero no sabes cómo, aquí te revelamos algunas técnicas eficaces. Aplícalas para recuperar el equilibrio entre tu vida personal y profesional. 

Viajar a sitios nuevos

Ahora pasamos hasta un 80% o más de nuestro día en actividades de colaboración, como el correo electrónico, reuniones y llamadas. No importa si eres introvertido o extrovertido, pasar todo el día relacionándote con otras personas es agotador.

Aunque a nadie le gusta sentirse aislado, todos necesitamos algo de tiempo a solas para recuperarnos adecuadamente de la carga laboral. Viajar a nuevos sitios en compañía de ti mismo puede ser desconectar, recargar energías. Si no eres de los que disfrutan viajar solos, puedes hacerlo con seres queridos; cualquier cosa vale, lo importante es hacer que tu mente se concentre en algo nuevo y enriquecedor. 

Leer libros y mirar pelis que te gustan

No hay nada más eficaz en la lucha por lograr desconectar del trabajo que hacer algo relajante. Leer y mirar pelis no requiere de mucho esfuerzo físico y mental, y por esa razón son los mejores aliados para ayudarte a distraerte del trabajo y decirle adiós al agotamiento que te ocasiona. 

Cultiva tus hobbies

Puede parecer una recomendación contraproducente el dedicar más esfuerzo a cultivar tus hobbies. Sin embargo, participar en actividades que te gusten es esencial para separarse psicológicamente del trabajo.

Los pasatiempos no solo te ayudan a sentirte recompensado, sino que también pueden mejorar tu productividad, concentración y creatividad cuando vuelves al trabajo al día siguiente.

Pasar tiempo con tus seres queridos

El apoyo de tus seres queridos puede minimizar las situaciones estresantes en el trabajo y en el hogar. Pasar tiempo de calidad con tu familia y amigos es parte de hacerse cargo de tu bienestar y hacer lo que puedas para mantenerte sano. No solo te servirá para distraerte, sino que también podrás hablar sobre el trabajo, tus frustraciones y cómo te hace sentir.

Practicar deporte

El ejercicio libera endorfinas, por eso te ayudará a sentirte más feliz y con más energía a largo plazo. Los deportes de equipo aportan un gran elemento social, pero si prefieres hacer ejercicio solo, asegúrate de estar acompañado por una buena lista de reproducción. Estos elementos combinados contribuyen a despejar tu mente y mantenerte desconectado del trabajo.

Desconecta de tu móvil y redes sociales

Aprovecha la opción «No molestar» de tu móvil. Esta es una de las mejores técnicas para desconectar la mente del trabajo porque te ayudará a ignorar todas las notificaciones del correo o las redes sociales que no te dejan despejarte. 

Cosas que evitar

Si no quieres convertirte en un workaholic y padecer de todos los efectos negativos que hemos mencionado, es importante que evites las siguientes conductas. Descubre a continuación lo que no debes hacer si quieres saber cómo desconectar del trabajo al llegar a casa. 

Descuidar tu alimentación

Ingerir los nutrientes necesarios es importante para poder completar todas tus tareas de forma efectiva. Si descuidas tu alimentación no solo te sentirás más débil, sino que también serás más propenso a sufrir las consecuencias físicas ocasionadas por el exceso de trabajo. 

Trabajar hasta tarde

Al contrario de lo que puedas pensar, estar demasiado comprometido con tu trabajo no es del todo bueno, sobre todo por largos periodos de tiempo. Aunque decir «sí» a un trabajo extra suele ser un buen paso para tu carrera, asumir más de lo que puedes manejar puede ser perjudicial para el equilibrio entre trabajo y vida. Si te das cuenta de que te traes el trabajo a casa cada noche, o que te quedas hasta altas horas, es momento de replantear tu metodología de trabajo.

Descuidar tu círculo de relaciones

Las personas que no logran desconectar del trabajo cometen el grave error de descuidar sus relaciones personales. Esto tiene un efecto directo sobre tu estado emocional y psicológico, por lo que afecta negativamente tu calidad de vida. 

No tener momentos para ti

No tienes que sentarte en una pose de flor de loto y cantar «ohm» para meditar, pero es necesario que dediques al menos una hora al día a esta actividad para calmar tu mente. Algunas personas encuentran en la meditación formal una gran manera de canalizar su energía del estrés, y transformarlo en positividad y calma. Si quieres probar la meditación, intenta buscar en los podcasts gratuitos. Hay muchos por ahí.

Dejar abiertos conflictos laborales

Procura siempre no llevarte a casa nada que esté relacionado con el trabajo; eso incluye los conflictos que puedas tener con tus colegas o jefes. La carga emocional negativa que queda de conflictos sin resolver, puede afectar a tu capacidad de desconectar del trabajo. Resuelve todos tus asuntos pendientes para que vivas más tranquilo. 


En Cloudworks te ofrecemos siempre los mejores tips para que des el máximo pero, sobre todo, para que consigas un equilibrio físico y emocional que a nosotros nos ha funcionado de maravilla. ¡Te recomendamos nuestro blog para que estés al tanto de todas las novedades!