<strong>Barcelona Smart City: conoce los avances de una ciudad del futuro</strong>

Tendencias

Barcelona Smart City: conoce los avances de una ciudad del futuro

marzo 25 / 2022

El concepto de Smart City hace referencia a aquellas urbes cuya gestión se realiza de manera inteligente, integrada y conectada a través de recursos optimizados. 

Su aplicación en ámbitos relativos a la movilidad urbana, el medio ambiente, la salud, la seguridad o la economía permite mejorar la vida de sus habitantes. La piedra angular de esta tecnología es el IoT (Internet of Things), un ecosistema de objetos interconectados a los que se accede por medio de internet.

Barcelona Smart City aún no está en las primeras posiciones del ranking de este tipo de ciudades. Londres, París, Nueva York, Tokio o Singapur lideran actualmente el vanguardista registro. Sin embargo, su constante transformación digital la hace escalar puestos cada vez con mayor rapidez en esta clasificación. 

La prueba está en que desde 2012 Barcelona ha implementado tecnologías de respuesta e intercomunicación en sistemas como el de la gestión de residuos, el transporte público, los sensores de ruido y estacionamiento o el alumbrado público.  

Barcelona Smart City: mejoras que conducen a este objetivo

Gestión de residuos eficiente

Eliminar de manera eficiente los residuos generados por los habitantes de una ciudad supone un reto considerable para cualquier ayuntamiento. Barcelona sin duda va por el buen camino. En muchas esquinas de la ciudad es posible toparse con contenedores inteligentes.

Un sistema inteligente de eliminación de residuos hace desaparecer todos aquellos depositados por los residentes. Se vale para ello de un sistema de vacío que aspira los residuos bajo tierra. Esto supone una reducción de la contaminación acústica y de malos olores generada habitualmente por los camiones de la basura.

La tecnología utilizada en la metrópoli permite detectar cuál es el nivel de residuos en los diferentes barrios y así optimizar la recogida de los mismos. Una efectiva gestión que ahorra tiempo y recursos. Además, la incineración de los desechos se usa para generar energía para los sistemas de calefacción.

Transporte público más ecológico

La implementación de un sistema de transporte público eficiente y menos nocivo con el medio ambiente refuerza la idea de Barcelona Smart City. La utilización de paneles solares en las marquesinas y la aparición de autobuses híbridos son una buena prueba de ello.

También lo es el trazado de una red de rutas horizontales, verticales y diagonales que facilitan la rapidez y frecuencia de los autobuses. En el 95% de los viajes, los usuarios únicamente realizan como máximo un transbordo entre dos destinos situados en Barcelona.

Alumbrado público de bajo consumo

Todos los ciudadanos de Barcelona se benefician de un sistema de alumbrado público de bajo consumo energético. El uso de iluminación LED mediante una red de sensores permite reducir considerablemente el gasto de energía que generaban las lámparas preexistentes. 

Los sensores reciben información sobre la temperatura, contaminación, humedad o presencia de personas y con estos datos se reajustan.  Una unidad central en la calle facilita la comunicación entre las luces y la gestión de otros servicios como el cableado de fibra óptica, Wi-Fi o las estaciones de recarga de los coches eléctricos.

Utilización de sensores de ruido

Son un claro de ejemplo de que la ciudad sigue el camino correcto para que Barcelona Smart City llegue un día no muy lejano a ocupar los primeros puestos de la lista de ciudades inteligentes. 

La ciudad cuenta con una amplia red de sensores de ruido autónomos repartidos por diferentes zonas conflictivas de la ciudad. Estos sensores, económicos y de sencillo manejo, permiten controlar y gestionar los problemas de contaminación acústica. Detectan niveles de ruido, temperatura, contaminación atmosférica y humedad. 

Gracias a la red de sensores de ruido, los técnicos y responsables obtienen valores de contaminación acústica muy concretos. Tras un análisis profundo de los mismos pueden encargarse entonces de aplicar estrategias y acciones con absoluta capacidad de decisión objetiva. 

Sensores de estacionamiento

Otro interesante sistema que impulsa a una urbe a convertirse en ciudad inteligente. Los sensores de estacionamiento de Barcelona avisan a los conductores de las plazas de aparcamiento libres. 

Están instalados debajo de las carreteras. Los sensores de estacionamiento favorecen la reducción de emisiones y la descongestión del tráfico. Esto sucede porque los conductores van directos al lugar donde hay plazas libres, evitando así tener que estar dando vueltas continuamente hasta encontrar una. Existe además una App que posibilita el pago de la tarifa de estacionamiento en línea. 

Barcelona, ciudad ideal para nómadas digitales y coworkers

Las mejoras realizadas repercuten muy positivamente en la calidad de vida de sus habitantes. Impulsan además a que los nómadas digitales elijan Barcelona como un atractivo lugar desde el que trabajar en remoto y disfrutar viviendo en él.

En Cloudworks aportamos también nuestro granito de arena en el proyecto común de Barcelona Smart City. Ofrecemos espacios de coworking para empresas y freelancers donde poder realizar un trabajo eficiente y versátil. El equipo de IT pone a disposición de los coworkers líneas propias con IP fija o una infraestructura personalizada. Contamos con internet de alta velocidad.

Nuestras ubicaciones (Casa Les Punxes; Drassanes, La Rambla; Passeig de Gràcia; Sagrada Familia; Sant Antoni y Sant Joan) están magníficamente comunicadas y disponen de áreas comunes y terrazas espectaculares que propician sinergias entre profesionales. ¿Eres un nómada digital, emprendedor o freelance? ¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros!